Corrupción, negligencia de trasnacionales en Burgos-PEMEX

el .

Negligencia de trasnacionales en Burgos 

burgos15

La explotación de la Cuenca de Burgos por consorcios extranjeros no ha dado beneficio alguno a Pemex ni a la economía local. La paraestatal contrata obras que supuestamente deberían hacer las trasnacionales, las cuales incurren en incumplimientos de contrato al tener abandonadas muchas de las áreas que deberían tener mantenimiento.

Cuenca de Burgos. El cauce del Río Bravo divide los campos de gas natural no asociado que se extienden en la franja del noreste de México, de Tamaulipas a Coahuila, y hacia el sur de Texas, en Estados Unidos. La geografía de la desértica zona, de sedimentos arenosos y depósitos subterráneos profundos, formados por roca porosa, hace de éste un importante yacimiento de combustible considerado una de las fuentes de energía más limpia y segura.

El gas natural se extrae perforando pozos a los cuales se les coloca un árbol de válvulas que regulan la presión para expulsar el energético y conducirlo mediante gasoductos hasta las estaciones de recolección.

 

Durante más de 50 años, Petróleos Mexicanos (Pemex) ha destinado infraestructura, recursos materiales y humanos para explotar la Cuenca de Burgos. En el sexenio pasado, la zona fue promocionada en el extranjero por el entonces presidente Vicente Fox y su secretario de Energía, Felipe Calderón, como un área de oportunidad para las trasnacionales dedicadas a la venta de hidrocarburos y sus derivados. El interés de las petroleras en Burgos no era un asunto menor: se trata de la región productora de gas no asociado más importante de México.

Desempleo en los ejidos

Para los lugareños el panorama no es mejor. Las zonas rurales de Reynosa son las más afectadas. Así como cientos de trabajadores de Pemex fueron desplazados, la entrada en vigor de los CSM generó el desempleo de cientos de familias de las zonas rurales que trabajaban con las compañías locales.
Uno de estos ejidos es el Alfredo Bonfil, fundado hace 30 años, que proveía de mano de obra a todas las empresas que daban servicios en el activo Burgos.
Propietario de uno de los pocos “muebles” (camioneta) que hay en el poblado, José Lara era el encargado de llevar a las cuadrillas de hombres que trabajaban en los campos de gas de toda la cuenca. Él era también el enlace entre los lugareños y las compañías. Los últimos campos a los que dio mantenimiento, dice, fueron Culebra, Reynosa, Monterrey, Palmito, Peña Blanca. 

Ahora, las empresas extranjeras, señala, no contratan a la gente de Reynosa: “Nos piden muchos papeles, nos ponen peros; para limpiar maleza o pintar bardas nos piden haber ido a la universidad, y aquí no hay nadie que cumpla los requisitos de Repsol, de Schlumberger o de Halliburton. Para nosotros, Burgos era la fuente de empleo; con las extranjeras no tenemos nada, les tocamos la puerta en nuestro propio país sabiendo que nunca van a contratarnos.

Degradación ambiental
Los CSM estipulan que las contratistas son responsables de que todos los trabajos se realicen con apego a la Ley General de Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente; a las normas y reglamentos estatales y federales vigentes en la materia.


En 2005, los lugareños denunciaron a la prensa local que en el ejido Emiliano Zapata, a unos 40 kilómetros de Reynosa, Repsol, Halliburton y Schlumberger confinaban clandestinamente lodos de perforación que extraían de los pozos de gas, considerados por el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente, como altamente tóxicos. Incluso los ejidatarios pidieron la intervención de Greenpeace para que verificara la afectación a sus tierras, en su mayoría sembradas de sorgo. Los ejidatarios se quejaban también de que estas compañías habían destruido sus caminos con el tránsito de camiones.
Algunos medios, como La Prensa, de Tamaulipas, documentaron que El Lobo, la compañía contratada por Repsol para dar tratamiento a los lodos, tiraba los residuos en las zonas rurales aledañas a Reynosa sin quitarles la toxicidad. Actualmente las instalaciones de la compañía están abandonadas.--------
En el bloque Burgos-Reynosa es común el confinamiento de basura y desechos industriales, lo que podría implicar que la española tampoco esté cumpliendo con el Sistema Integral para Administración de la Seguridad y la Protección Ambiental, obligatoria en todas las áreas de Pemex.
Según información proporcionada por PEP, cuatro meses después de que Repsol iniciara operaciones en Burgos, el 20 de abril de 2004 se registró la explosión de un tanque de almacenamiento al realizar trabajos de soldadura, con un saldo de dos trabajadores heridos.

Manejo de recursos

Inexplicablemente PEP ha seguido contratando algunos de los trabajos incluidos en el catálogo de CSM de Repsol.
Un ejemplo son obras asignadas a la empresa Diseño e Ingeniería del Pacífico, SA de CV. En 2005, PEP le adjudicó los contratos de las licitaciones 18575110-035-05 y 18575110-038-05 que ascienden a 24 millones de pesos, para “obras complementarias para mantenimiento a caminos, cuadros de pozos e instalaciones en el sector oriente del Activo Integral Burgos”. Trabajos a ejecutar durante 655 días.

Documentos internos de Pemex en poder de Contralínea revelan que la facturación pagada a esta empresa es por los mismos trabajos considerados en el CSM de Repsol.

Los precios pagados por PEP directamente a la contratista son mucho menores a los que cotiza la trasnacional. Por ejemplo, los guardaganados que la subsidiaria paga en 25 mil pesos a las compañías, cotizadas por Repsol cuestan 85 mil pesos.

Contratos a granel

Los CSM son, de manera general, el tipo de contratación que plantea el proyecto de reforma energética de Felipe Calderón: que en cada proceso de producción de crudo, desde la exploración y explotación y hasta la producción de refinados, la contratista se encargue de todo el proceso y entregue a Pemex el producto en los puntos de transferencia acordados.
Es decir, se busca generalizar el esquema que se aplica en Burgos desde 2004, reconoce a Contralínea Pablo Espresate, vocero de la trasnacional Repsol. Por ello, ahora el director de Pemex, Jesús Reyes Heroles, argumenta que el esquema contractual planteado en el proyecto de reforma es similar al modelo que usan países como Irán, donde las contratistas se encargan del ciclo completo de producción de hidrocarburos y el Estado posee la propiedad de los hidrocarburos, pagando a las compañías sus servicios en efectivo.
Previo a la firma de los CSM, representantes de algunas trasnacionales, como Repsol, manifestaron públicamente que este tipo de contratos les permitiría familiarizarse con la explotación de hidrocarburos en México y conocer el sistema de negocios en Pemex, con miras a proyectos futuros. (ALP).

 

Ana Lilia Pérez / David Cilia

Adjuntos:
Descargar este archivo (Corrupción Pemex Ana Lidia Pérez (1).pdf)CORRUPCIÓN - PEMEX[ ]3878 kB

Tags: Trasnacionales Pemex Petróleo RONDA1