01 de Junio 2015. Caficultores de Oaxaca, sus propios exportadores

el .

caficultores
Tras nueve años de esfuerzo y una inversión de casi 7 millones de pesos en un beneficio seco y maquinaria de alta tecnología, caficultores de Oaxaca agrupados en la Unión Nacional de Trabajadores Agrícolas (UNTA) lograron romper barreras para ser también comercializadores y exportadores de café gourmet –algunos de ellos con sus propias marcas– a Estados Unidos, Canadá, Europa y Japón.
Miguel Contreras Ruiz, integrante de la agrupación en la entidad, comentó: “es un gran salto para los campesinos de Oaxaca, pues el café es la columna vertebral de su economía. Desde 1980 estamos dedicados a este cultivo, pero únicamente nos preocupábamos por la producción; en 2006 iniciamos el proyecto para ser procesadores y comercializadores y estar en toda la cadena productiva. Compramos la nave industrial –beneficio seco– localizada en el municipio de Magdalena Apasco, distrito de Etla, donde por casi tres décadas únicamente maquilábamos nuestro café. Explicó que con el apoyo de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación y con recursos propios invirtieron en equipamiento e infraestructura. Tenemos una tostadora de tecnología alemana con capacidad para 50 kilogramos, la cual no tiene ningún particular en la entidad, pero nos faltan 400 mil pesos para que empiece a operar.
La situación no los detiene, además de la producción de sus integrantes, en la planta se da servicio a 45 organizaciones campesinas oaxaqueñas y a 20 grupos solidarios. Maquilamos y exportamos 50 contenedores de café, equivalente a un millón 400 mil kilos de café seco pergamino, lo que significa un ingreso total de 60 millones de pesos, pues el precio que se paga a los caficultores es de 45 a 50 pesos por kilogramo, entre 30 a 40 por ciento más que el intermediario. Es una derrama directa que va a los indígenas productores del grano de Valles Centrales, Tuxtepec, Mixtepec y Pinotepa Nacional, entre otros de la región costa.
Wilfred Mendoza, de la Unión de Organizaciones de la Sierra Juárez Sociedad Civil, apuntó que maquilar y contar con el apoyo de la UNTA para exportar café de las pequeñas comunidades ha sido un aliento para las 420 familias indígenas que en total tienen 40 hectáreas de café. Con la unión reciben 58 pesos por el café pergamino; además, ha permitido trato más directo con los compradores de Alemania pertenecientes al llamado comercio justo.
Fuente:
Periódico La Jornada,, Por Matilde Pérez U., Lunes 1º de junio de 2015.

Tags: economia Productores Producción Campesino Productos Ganadería Exportación Productor caficultores

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar