07 de mayo 2014. El TLC, devastador para el agro, alerta investigadora en Alemania

el .

bióloga

La bióloga Elena Álvarez Buylla fue invitada a un simposio sobre los efectos del acuerdo.Se importó maíz híbrido y los hogares dejaron de consumir variedades criollas, con altas propiedades anticancerígenas, dice. Trasnacionales pagan a científicos a modo, afirma ONG

Berlín, 6 de mayo.

La bióloga Elena Álvarez Buylla, investigadora del Instituto de Ecología de la UNAM, fue invitada por la organización TEST Biotech, con sede en Munich, para presentar ante parlamentarios alemanes y distintas organizaciones civiles las consecuencias que ha tenido para México el Tratado de Libre Comercio (TLC) con Estados Unidos y Canadá, que cumplió el pasado primero de enero 20 años de haber sido suscrito.

La experiencia de México fue tomada como ejemplo de lo que podría suceder en Europa de firmar la Unión Europea un Tratado de Libre Comercio Trasatlántico (TTIP) con Estados Unidos, que se negocia a puerta cerrada desde el año pasado.

Ante la Puerta de Brandenburgo y a un lado de la embajada de Estados Unidos, unas 60 organizaciones ecologistas, campesinas y de derechos civiles exhortaron a la sociedad civil a no dejarse engañar por las promesas que hacen los políticos europeos cuando aseguran que dicho acuerdo dará un impulso económico y habrá más empleo como resultado de la reducción de aranceles.

También instaron a la población a votar en las elecciones al Parlamento Europeo el próximo 25 de mayo por aquellos partidos que advierten sobre las consecuencias que tendrán lugar de entrar en vigor el TTIP: abrirá la puerta a los productos estadunidenses genéticamente manipulados, destruirá la cultura industrial del continente y reducirá masivamente la protección laboral, medioambiental y del consumidor.

Álvarez Buylla destacó que a partir de 2008 se liberó la posibilidad de incluir en el TLC los alimentos básicos, incluyendo el maíz y el frijol, lo que provocó un éxodo masivo de campesinos y pequeños productores que abandonaron sus tierras de cultivo. México pasó de ser autosuficiente y exportador en la producción de maíz, el cereal que más se produce a escala mundial, a ser importador. En ese año el país importó 7 millones de toneladas de maíz de baja calidad de Estados Unidos.

“El precio del maíz disminuyó en 59 por ciento y es ridículamente bajo, lo que se tradujo en dumping, una gran cantidad de maíz de baja calidad y a muy bajo precio fue sustituyendo el maíz de alta calidad mexicano producido por los pequeños productores. El maíz híbrido importado inundó no sólo los mercados industriales, sino llegó incluso a los hogares de los mexicanos que estaban acostumbrados a consumir el maíz nativo, el maíz criollo, que tiene altos contenidos de nutrientes, de fibra y de proteínas. Son anticancerígenos porque tienen altas cantidades de antioxidantes”, señaló.

La investigadora lamentó que los argumentos científicos poca influencia tienen sobre las políticas del gobierno mexicano. La capacidad de cabildeo, por grandes cantidades de dinero, que tienen detrás a los intereses económicos de grandes empresas trasnacionales, está impactando de manera muy preocupante sobre las decisiones del gobierno mexicano, dijo.

Expansión de OGM

Christoph Then, director de TEST Biotech, organización que analiza los permisos otorgados por la Unión Europea a la importación de plantas modificadas genéticamente, destacó que la invitación a la investigadora mexicana responde al interés de la organización por fortalecer la experiencia científica independiente de la industria.

En Europa, en Estados Unidos y en otros países los grandes consorcios contratan a científicos y les pagan para que formulen argumentos que se adecuen a sus intereses. Nosotros buscamos a aquellos investigadores que se mantienen independientes de la industria y llevan a la opinión pública sus resultados, dijo Tech.

TEST Biotech convocó a un simposio este 7 de mayo, en el que participará Álvarez Buylla, junto con otros investigadores, que analizará la expansión sin control de cultivos de maíz, algodón, arroz y otros productos básicos genéticamente manipulados, que contaminan a numerosas regiones y suponen una amenaza para la diversidad biológica.

La organización denuncia que las autoridades europeas no tienen un control efectivo y eso se debe a que los expertos tienen una cercanía muy comprometedora con la industria y los grandes consorcios. En el simposio se discutirá con diputados del Parlamento alemán.

Fuente:
Especial para La Jornada,Periódico La Jornada, 07 de mayo 2014.
 

Tags: Internacional Maíz

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar