01 de agosto 2014. Lecheros demandan que la Reforma al Campo no quede en cuento

el .

productores de leche

México.- El Frente Nacional de Productores y Consumidores de Leche demandó hoy al gobierno federal y a los legisladores del país que la Reforma al Campo no quede en “puro cuento” y que los dos poderes tomen en cuenta la crisis por la que atraviesa el sector, ya que en los últimos 20 años han quebrado más de medio millón de unidades de producción en la ganadería social.

Álvaro González Muños, presidente del organismo, manifestó su temor de que la Reforma para la Transformación del Campo quede, como otras, en sólo ofrecimientos y nada de cambio, porque en el sector lechero sólo se requieren dos cosas muy concretas, que son un precio justo por litro de leche pagado al productor y ordenar el mercado para proteger a los consumidores de productos que simulan ser leche y son falsos.

Porque la realidad, dijo en entrevista, es que sin esos requisitos no se pueden sostener los establos que bajo las actuales circunstancias están condenados a desaparecer junto con los pequeños y medianos ganaderos de México.

“Hasta ahora nadie quiere entender a la mayoría de los productores de que no podemos sostener el establo siempre con pérdidas, debido a que seguimos excluidos de las políticas públicas del gobierno y los resultados están a la vista”, afirmó el dirigente.

Álvaro González  denunció que el desorden que existe en el mercado de la leche ha sido bien aprovechado por parte de la industria que sin importarle la producción del lácteo como activo nacional, prefiere las facilidades institucionales para importar fórmulas que en realidad son “porquerías” que utilizan para adulterar los productos que se comercializan a nombre de la leche como son los quesos, yogurts y cremas, entre otros, lo que obliga a cerrar filas entre productores e industrias honestas en defensa de las amenazas que representan los productos fabricados con harinas, grasas vegetales o cebo.

A ello, explicó, hay que agregar la competencia desleal que actualmente ejercen al amparo de su poder las grandes cadenas tiendas de autoservicio que a diario monopolizan la comercialización de los lácteos.

Son monopolios, aseguró, que controlan más del 70 % del mercado nacional lechero con la obtención de grandes utilidades por la venta de la leche que compran a los ganaderos del sector social o bien si antes cobraban por dejar vender el producto el  5%  por cada litro, lo que hoy representa 70 centavos, actualmente cobran en promedio 15% si no es que más, lo que representa más de un 200%, estos es, 2.10 pesos por litro.

“Son abusos que las grandes cadenas a través de la industria nos aplican; de igual forma anuncian ofertas de leche que regularmente son fórmulas en polvo añejas y que rehidratan para comercializar como si fuera leche fresca y fluida, al grado de que también le añaden grasa vegetal”, acusó.

Con la Reforma al Campo lo que los lecheros esperan es que exista una autoridad capaz de distribuir equitativamente el exceso de privilegios con los que cuenta el monopolio que opera en México, pues consideran que de nada sirve todo lo que se haga si no se parte con la existencia de equidad en la cadena productiva.

“Dicho de otra forma, el actual gobierno mexicano tiene que decidir antes de que sea demasiado tarde entre mantener la producción de leche nacional o continuar apapachando a unos cuantos poderosos, ya que el problema más grave que vivimos en los establos es la falta de dinero para subsistir y el consumidor, por su parte, tiene que pagar muy caro por el litro de leche que compra.

Para el dirigente, las autoridades correspondientes deben acabar con la falsa amenaza del oligopolio de que si se sube el precio al productor está obligado el aumento al público, cuando en promedio se vende hasta en 18.00 el litro de leche considerando sus presentaciones de mayor valor agregado.

Álvaro González afirmó que con la reforma anunciada es urgente un cambio ante los penosos resultados logrados hasta el momento en el sector lechero, donde  es necesario equilibrar el trato con los que compran a los ganaderos y las grandes cadenas comerciales, que son los que reciben los recursos económicos para financiar toda la cadena.

En conclusión: se requieren precios justos al productor y al consumidor, los cuales deben ser acordados entre los que participan en la cadena productiva, a fin de proyectar al sector lechero nacional con reglas claras  que impidan la venta de productos falsos en el país.

Fuente:

Diario Oaxaca, 31 de julio 2014.

Tags: Leche Reformas Producción Consumidor Ganadería Campo Productor

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar